• Estudios Iglesia de Dios

¿Qué es lo que Dios prohíbe que se haga en el día sábado?

publicado en: El Sábado, Estudios | 2

El cuarto mandamiento de la ley de Dios dice: “Acordarte has del día de reposo, para santificarlo: Seis días trabajarás y harás toda tu obra; mas el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó…” Éxodo 20:8-11.


El texto claramente define que la persona que guarda el sábado no debe hacer ninguna obra, y es precisamente en donde está el tropiezo en la explicación para muchos porque dicen que hoy en día es imposible guardar el sábado por la sencilla razón de que el texto dice “No hagas obra alguna”. Hasta cierto punto quienes piensan así tienen algo de razón porque sinceramente hablando, para la mayoría de personas que guardamos el sábado se nos hace difícil, aunque no imposible, tener que dejar un trabajo talvez bien pagado por la razón de que no nos dan el sábado y debido a eso hemos de acomodarnos a cualquier clase de trabajo en donde nos permitan gozar de ese día, y esto lo hacemos acordándonos que no es fácil ser cristiano verdadero, pues como dice el Señor: “Al reino de los cielos se le hace fuerza y los valientes lo arrebatan”.


¿Qué imposible sería para los cristianos entrar al reino si no se sometieran a hacer lo que Dios dice? No lo creemos, pues como se puede ver en la mayoría de personas que dicen guardar la voluntad de Dios y no guardan los mandamientos de Dios, a ellos no se les dificulta nada, por lo cual no es a ellos a quienes el Señor tilda como valientes que luchan por entrar al reino.

Así pues, los versículos de Éxodo 20:8-11 claramente define las limitaciones a que se ha de someter quien desee agradar a Dios. Sin embargo muchas personas dicen que quienes deseen guardar el sábado deben hacerlo de acuerdo a lo que la ley de Moisés dice: y es aquí en donde queremos aclarar que quienes guardamos el sábado, no lo hacemos porque esté escrito en la ley de Moisés, sino porque Dios lo apartó desde el principio de la Creación, y si observamos Génesis 2:1-3, allí Dios no le puso ninguna clase de rito. ¿Qué quieren decir tales personas cuando dicen que quienes quieran guardar el sábado deberán hacerlo de acuerdo a la ley de Moisés? Sencillamente lo siguiente: Dentro de la ley de Moisés la cual no es la misma que la ley de Dios al pueblo de Israel se le ordenó que debía de sacrificar en cada día de la semana un cordero por la mañana y otro por la tarde, pero que en el día de sábado debían de matar dos por la mañana y dos por la tarde, Números 28:3 y 9. Nosotros creemos que si la orden de reposar el sábado hubiera nacido en la época mosaica talvez esas personas tuvieran razón, pero lamentablemente para ellos el sábado no nació en ese tiempo sino durante la creación, y como antes hemos dicho, cuando Dios lo reposó no se ve que El le haya agregado ritos. Incluso cuando los mismos israelitas iban por el desierto se les hizo recuerdo de que debían de guardar el sábado, pero no se ve que al reposarlo Moisés les hubiera ordenado que mataran animales, vea Éxodo 16:22-25. ¿Por qué razón no fue así? Sencillamente porque la ley ritual aún no les había sido dada aunque como se ve, el sábado ya existía. De manera pues que para guardar el sábado no es necesario sacrificar animales, pues eso fue solamente para los israelitas cuando hubieran entrado a su tierra.

Otro punto que los contrarios al sábado señalan es: Que quienes quieran guardar el sábado no deberán caminar más de una milla. Pero afirmar esto, es querer obligar a los guardadores del sábado a que guarden la misma ley de Moisés y las tradiciones judaicas, pues como se podrá ver en Éxodo 20:8-11, allí no se prohíbe a las personas que caminen las distancias que deseen caminar. Ni siquiera en la misma ley de Moisés se encuentra una prohibición a los israelitas acerca de que no deban caminar determinada distancia en sábado, quienes se inventaron eso fueron las autoridades judaicas y no nuestro Dios, esa es la razón por la cual a Cristo lo vemos caminando con sus apóstoles en sábado, Lucas 6:1.

Los cristianos guardamos el sábado de acuerdo a la ley de Dios y no de acuerdo a la ley de Moisés ni mucho menos de acuerdo a las tradiciones de los judíos. Esta es la razón por la que queremos aclarar otro concepto que las gentes han tomado para decir que quienes guardan el sábado son seres sin misericordia. Tales personas para defenderse dicen: “Bueno, quiere decir entonces que como usted guarda el sábado, si ve que una persona está grave y hay que llevarla al hospital, usted no lo haría por tener que guardar el sábado…” Otro argumento es el siguiente: “Quiere decir entonces, que si usted tuviera un vehículo, y hubiera alguna persona que necesitara ser llevada al médico, pero como es sábado, usted no le haría el favor de llevarla…” Así como estos argumentos, existen muchos más que han sido inventados por cristianos “iluminados” que pretenden crear obstáculos insalvables para quienes guardan el sábado del Señor. Sin embargo queremos enfatizar una vez más que quienes guardamos el sábado, lo hacemos bajo el conocimiento que Dios nos proporciona y no de acuerdo a la ley de Moisés, ni mucho menos de acuerdo al sistema que los fariseos implantaron. Por eso, la manera en que nosotros guardamos el sábado, es la misma forma en que el Señor lo guardó; por esa causa El, según Lucas 6:9-11, demostró que era lícito hacer bien en sábado, lo mismo podemos ver en Mateo 12:11,12. Por medio de estos dos ejemplos podemos apreciar que quienes querían sancionar a Jesús eran los judíos basados en sus tradicionalismo y no basados en el cuarto mandamiento; es la clase de tropiezo que los judíos querían poner al Señor el mismo que hoy en día usan quienes quieren poner tropiezos a quienes guardamos el sábado. Por lo cual el Señor declara que es correcto que una persona que guarda el sábado pueda hacer en ese día no uno, sino cuanto bien le sea necesario hacer.

Al observar el contenido del cuarto mandamiento fácilmente podemos ver que allí no está prohibido hacer el bien a quien lo necesite. Lo que sí prohíbe Dios es que en ese día se haga toda clase de trabajo por medio del cual nosotros obtengamos ganancias o pago por hacerlo.

Otro punto que se cree es una base sólida como para afirmar que el sábado fue abolido por Cristo, es lo que Pablo dice en Colosenses 2:16, este texto dice: “…Por tanto nadie os juzgue en comida, o en bebida o en parte de días de fiesta, o de luna nueva o de sábados” Para las personas que desconocen lo que fueron las fiestas levíticas dadas al pueblo de Israel es difícil que puedan comprender lo que en realidad Pablo está diciendo en este pasaje, sin embargo queremos aclarar que cuando Pablo dice que el Señor quitó la ley ritual; Colosenses 2:14-16, en la cual estaban involucrados varios sábados, no estaba hablando del sábado séptimo día de la semana, sino de los días de reposo rituales que contenía la ley de Moisés. Se debe observar que allí Pablo no está hablando de un sábado sino de varios sábados.


 

2 Respuestas

Deja un comentario